Descubre si eres una persona venenosa con estas 6 señales evidentes.

Salud

Una persona tóxica se define  como alguien de carácter negativo que por lo general afecta maléficamente y de forma  constante el estado de ánimo de quienes le rodean. Estas personas no son competentes de crecer y desarrollarse como personas, así que tampoco permiten que quienes le rodean crezcan además.

PODRÍAS SER UNA PERSONA TÓXICA Y NO LO SABES: Pero, ¿Qué ocurre si tú mismo eres una persona tóxica? Para identificar si te consideras una de estas personas, aquí encontrarás 6 señales que enseñan si eres una de ellas.

Dependencia emocional

Se puede detallar la dependencia sentimental como la extrema necesidad de afecto que manifiesta el sujeto hacia otras personas. Un claro ejemplo mediante el cual puedes detectar si sufres dependencia sentimental es en una relación amorosa.

Los síntomas de dependencia emocional que dicen mucho sobre el sujeto, son por lo general, la ansiedad y el gran temor de perder a su compañero. Quien tienen  dependencia emocional tiende a ser sumiso e idolatrar o magnificar a la persona a la que requiere. también  muestran una sellada inseguridad y baja autoestima.

una  mala  autoestima

Una de las 6 señales que enseñan si eres una persona tóxica es la baja autoestima. Puedes sentir que no eres capaz, que no eres bastante, quizás incluso que no vales nada como persona. La baja autoestima tiene numerosas posibles causas. Por lo general los factores que propician una baja autoestima son el círculo social, las críticas o la crianza de los padres.

Este es un factor que te dificulta crecer particularmente pues siempre sentirás que no eres merecedor o capaz de alcanzar a más. Las personas con baja autoestima pueden tener varios de estos pensamientos e inclusive muchos más.

piensa de manera negativa:

Las personas tóxicas usualmente hallan a cada idea un pensamiento negativo. Estas no pueden encontrar soluciones a sus conflictos con facilitad. Y es que por cada idea que se les ocurra encontrarán 2 o 3 pensamientos negativos del por qué no funcionará.

Esta situación parte de que el cerebro humano registra los pensamientos negativos con mayor facilidad, lo cual es un instinto natural de persistencia. Pero lo cierto es que darle muchas vueltas a estos pensamientos negativos puede poseer graves consecuencias. Nuestro cerebro y nuestra salud se ven afectados por el estrés que originan estos pensamientos constantes.

se culpa de todo:

Lamentarnos y culparnos de cada cosa que ocurre en nuestras relaciones es una de las 6 señales que indican si eres una persona venenosa Y es que este comportamiento es dañino para nosotros mismos. Las causas que nos hacen escoger la culpa de todo lo que sucede están relacionadas con la baja autoestima. Cuando las cosas brotan mal el sujeto se culpa a sí mismo pues cree que todo lo malo que pueda ocurrir se debe a su ineficiencia.

Anteponer siempre a los demás

Las personas tóxicas presentarse de manera  constantemente. Este comportamiento se debe a esas ganas de ser admitido y de compensar las cosas negativas que siente que siempre hace a los demás. Esta conducta refleja altamente la autotoxicidad.

Junto con el siguiente objetivo: “tomar el papel de víctima” y el anterior de “sentir siempre culpabilidad” se convierte en una horrible costumbre y un círculo vicioso. Cada una de estas características perfecciona a la otra y es que mientras más culpabilidad siente el sujeto, mayor es su necesidad de compensar esta deficiencia con exagerado altruismo. Así mismo mientras más se sacrifica el sujeto, superior es el sentimiento de ser constantemente pisoteado.

siempre se ponen en posición de Víctima

Tomar frente a los demás la perspectiva de que todos te hacen daño, o de que nadie te quiere. Quizás pensar además que tu pareja o tus amigos están mal y echarle la culpa a ellos y al mundo de tus propios conflictos. Esta es de las 6 señales que indican si eres una persona tóxica que aleja con superior facilidad a las demás personas, empeorando la situación.

Este comportamiento se coliga a la baja autoestima, la necesidad de llamar la atención a los demás y también de manejar. Estas personas le echan la culpa de las cosas malas que les pasan a todo lo que les rodea, inclusive como una excusa para no afrontar sus problemas ni aceptar sus equivocaciones.

SIEMPRE HAY UNA SALIDA: El primer paso para prevalecer esta situación es reconocerla. Con el pasar del tiempo podrás eliminar todas estas cualidades negativas que dificultan tu felicidad.  Sería de gran ayuda contar con profesionales que te apoyen en el transcurso. Si lo que deseas es amor, recuerda que debes amarte primero. Pretende amarte a ti mismo para empezar, con todos tus defectos y virtudes. Ahora anímate e invade tu felicidad.

 

Deja un comentario