No hace falta cirugía, elimina esa uña encarnada con los siguientes consejos

Pueden resultar de lo más molestas, pero he aquí consejos para combatir y evitar las uñas encarnadas.

Cuando una uña de los pies se encarnan esta se entierra en la piel produciendo enrojecimiento y dolor y cuando esto sucede es porque seguramente ya la zona se encuentre infectada. Si bien puede afectar a cualquier dedo del pie es común que el dedo más afectado sea el dedo gordo.

A menudo estas lesiones son provocadas por un calzado demasiado ajustado, un corte inadecuado de la uña o recibir de manera continua golpes en los pies, como es el caso de los deportistas. También afecta a personas que padecen de artritis. Acabar con este problema es muy sencillo, solo debes seguir los siguientes consejos -Triturar un ajo y colocarlo sobre la uña afectada. Fijar con una venda para mantenerlo inmóvil y dejarlo actuar todo la noche.

Otros métodos muy utilizados son: -El de la tintura de caléndula. Agregar un poco a al agua caliente y dejar los pies en remojo durante media hora. Vendar el pie en la zona y dejar toda la noche. Se notará la mejoría al día siguiente – Otro remedio efectivo, similar al anterior, reemplaza la caléndula por sal. Desinfecta y alivia la inflamación – Extraer el jugo de una cebolla y remojar la uña encarnada. Cubrir con una venda y dejar toda la noche.

Otros métodos que puedes usar son: – Cortar la uña siempre en línea recta, evitando las puntas redondeadas que son las que generan que se encarnen – Utilizar calzado adecuado de manera tal que los dedos no estén comprimidos en el interior -Cuando ya tienes una uña encarnada, la mejor manera de curarla es tener el pie al aire libre todo lo que puedas de manera que, cuando estés en casa, procura utilizar sandalias que permitan la ventilación del pie.

También te recomiendo evitar accidentes donde la uña pueda resultar golpeada, ya que podría empeorar el estado y además hacer que se entierre más la uña.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta