Este es el método para preparar tus propias velas y perfumar tus ambientes en esta Navidad.

Se cree que la vela representa al ser humano, porque es un elemento que nuclea el movimiento, la fuerza y la energía todo eso que lleva una persona dentro; la esencia del hombre.

Al pasar del tiempo las velas han continuado siendo consideradas como algo religioso o espiritual, y como una manera de honrar a algo o alguien. Recientemente se han modificado en el sentido aromático y en la decoración.

La Navidad es el momento para la reflexión, el perdón, la esperanza… Y a todos nos gusta iluminar nuestros ambientes con velas que representen todo eso.

Hoy te mostramos como crearlas con un elemento tan simple como lo es la mandarina.

Para realizarla debes seguir los siguientes pasos:

  1. Toma una mandarina y corta a la mitad la cáscara de manera tal que puedas retirarlas sin romperlas y descartando la pulpa de la fruta.
  1. Cuando tengas las dos partes iguales de la mandarina, toma una de ellas; y coloca un poco de aceite de oliva en la que tiene el hollejo en el medio.
  1. En la otra mitad de la cáscara vas a realizar en el centro un corte en forma de estrella para que la luz salga por estas hendiduras y cree el efecto de iluminación deseado.
  1. Una vez que la cáscara de mandarina absorbió el aceite de oliva, enciende el hollejo que servirá de mecha.
  1. Coloca la mitad en donde cortaste la estrella y ya está lista tu vela para que decores y aromatices los ambientes o realices originales centros de mesa.

Te vas a sentir gratificada y emocionada al ver que has hecho una decoración especial para tu hogar con tus propias manos.

 

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta